Historias de un sauna gay en Quito

Historias De Un Sauna Gay En Quito

Tenia apenas 20 años cuando descubrí que eran la sauna gays, un amigo me invito y la verdad me ganó la curiosidad, por esta razón me anime.

Al entrar había un hombre guapo y musculoso el cual estaba con una camiseta toda apretada el me dio la entrada y me guío hacia donde estaban los lockers (casilleros), tenía una sonrisa amable me dijo donde quedaban as cosas, mientars caminaba note que habia unos señores algo mayores yo pongo de unos 50 años los cuales me vieron de forma muy lasciva .

Ese día me indicaron que era día de desnudos lo que significaba que para estar dentro tenía que quitarme toda la ropa, la verdad me puso muy nervioso al inicio pero me senti atraido a mostrarme.

Mientras me quitaba la ropa uno de esos señores que estaba allí sentado se me acerco y me dijo que me veía delicioso y me invito a sentarme con ellos. La verdad me excito mucho por lo que accedí, mientras caminaba hacia donde estaban ellos me tomo de la nalga.

Pasamos un pasillo hasta un sauna vip donde solo podían estar ciertas personas, cuando entre me di cuenta de que eran 5 personas las que estaban alli, todas tenían al menos unos 50 años, había dos gorditos y los otros estaba musculosos, me encantaba como el sudor bajaba por su piel.

Todos estaban desnudos y excitados, tenían erecciones que solo aumentaron cuando me vieron, me senté en medio de ellos y en seguida empezamos a conversar, la verdad no recuerdo muy bien lo que decían, ya que estaba pensando más en los siguientes pasos, uno de ellos se paró y me dijo que me veía muy lindo y que le gustaba mi cabello, la verdad tengo una piel muy blanca y los labios rojos por lo que me veo muy afeminado.

Cuando se puso enfrente de mi pene, el estaba muy erecto yo creo que le medio al menos 18 cm y estaba muy gruesa, por lo cual me asuste al inicio, la puso justo enfrente de mi cara, yo estaba que me moría por tenerla en mi boca, comencé a besarla de forma muy suave puse mis manos en la base de su pene y con mi lengua comence a lamer la punta de su pene.

Mientras hacia esto los demás empezaron a tocarme …

Continúa a la segunda parte

Entradas relacionadas

Deja tu comentario